manchas
20 Mar

La estación primaveral es la más perjudicial para las personas sensibles a sufrir alergias. Se trata de la época del año en la que emergen los climas secos en toda España, donde actualmente se cuentan cerca de seis millones de alérgicos, y ello favorece la propagación del polen, uno de los alérgenos más comunes en el país. Según expone la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), los niveles de polen han aumentado dos veces más que el año pasado y ello favorecerá la aparición de más enfermedades alérgicas durante los próximos meses.

Las personas alérgicas son aquellas que sufren reacciones adversas al inhalar, ingerir o tocar determinadas sustancias denominadas alérgenos. Los síntomas de la alergia suelen ser rinitis (alergia nasal), conjuntivitis (alergia ocular) y alteraciones de la piel como comezón, inflamación, ardor, erupciones, descamación, ampollas, entre otras. De forma externa, en la piel, las alergias se manifiestan ocasionando lesiones cutáneas. Las patologías más frecuentes son la dermatitis óptica, la urticaria, el angioedema y la dermatitis por hipersensibilidad de contacto. Además, el perfil de persona alérgica ha cambiado en los últimos años. Mientras en tiempos anteriores los pacientes sufrían alergia a un solo polen, en la actualidad la mayoría de ellos sufren reacciones a varios tipos de partículas.

Causas y tratamiento

Los alérgenos más comunes son los ácaros del polvo, el polen, algunos alimentos (huevos, chocolate, marisco, melocotón…) y sustancias químicas como el cloro, los tintes, el látex o los detergentes. También otros factores, como algunos medicamentos, el estrés o incluso el sol pueden favorecer la aparición de una reacción alérgica en la piel.

Las personas alérgicas deben intentar evitar el contacto con las sustancias a las que son hipersensibles. Además, pueden emplear tratamientos tópicos con dermoprotectores y aceites dermatológicos, y tratamientos generales con antihistamínicos. Las personas que presentan, concretamente, alergias cutáneas deben extremar el cuidado general de la piel, evitar el contacto con sustancias que sean irritantes y buscar siempre la máxima hidratación de la piel.   

Fuente: Top Doctors

Deja un comentario